Archivos para abril, 2009

El virus del virus

Posted in Uncategorized with tags , , , , on abril 27, 2009 by Adolfo
Volante GDF

Volante GDF

Como en los tratados académicos de comunicación virtual, viralmente se ha expandido el tema del virus de la influenza en internet.

Desde los sitios dedicados a la literatura hasta el célebre Youtube.com, sin olvidar los blogs personales, académicos, científicos y los foros de discusión en internet, el tema hoy es el virus de la influenza y todo aquello que esté relacionado: expansión, medidas sanitarias pertinentes, origen, desarrollo, consecuencias, disparates, bromas, canciones, especulaciones sin sentido, especulaciones con sentido, etc.

Todo un mundo de palabras y culturas encerrado en un diminuto objeto orgánico que ya es parte de nuestra cultura social y hasta global.

Porque de lo que no podemos dudar es que éste evento se perfila como el primer caso de epidemia global del siglo XXI – y en lo que a la historia se refiere, el primer caso de epidemia que puede tener consecuencias directas en la vida de toda la especie humana.

Suena casi apocalíptico pero sea que el contagio se contenga o no, el caso es que la OMS y todas las organizaciones de salud pública del mundo, están haciendo sus pininos en la detección, diagnóstico, manejo y solución de epidemias globales a partir de lo que vivimos ahora.

A nivel cultural, la propagación del virus crea una imagineria aparentemente compleja pero que se reduce a una sola figura conceptual: el otro como portador del contagio y eventualmente hasta de la muerte misma. El otro, esa figura abstracta, engañosa y elusiva que está cotidianamente con nosotros: el compañero de oficina, el servidor público, el dependiente del autoservicio, el chofer del taxi y en última instancia nosotros mismos. Nuestra propia yoidad como vehículo (vessel) de una enfermedad potencialmente fatal.

Al menos en México la información oficial fluye con cierta rapidez y con oportunidad: el mismo hecho de que desde el jueves en la noche se tomasen las primeras medidas de contención indica que en ésta ocasión nuestra idiosincrática propensión al “orita” quedé relegada. Me pregunto si el presidente o el jefe de gobierno (alcalde, gobernador) de la ciudad de México están concientes de que serán sus decisiones en relación con éste brote epidémico las que marquen su lugar en la historia de éste país.

En cualquiera de los casos, el virus de la propagación de la epidemia ya es un invitado más a la mesa de los eventos culturales decisivos en nuestras sociedades.

Inevitable “patrioterismo”

Posted in complejo, Medios, Texican with tags , , , on abril 14, 2009 by Adolfo
Texican

En España apareció ésta campaña de Burger King.

En España, México y varios lugares del mundo surgieron voces airadas lamentando el uso de un “estereotipo” que, según dichas voces, denigra a México.

El embajador de México en España, hasta se avienta la puntada de pedirle (quizá exigirle) a Burger King que elimine dicha campaña:

MÉXICO DF, 14 abr (Reuters) – Un anuncio de Burger King para promocionar una nueva hamburguesa estilo Tex-Mex, que retrata a un diminuto mexicano con máscara de luchador junto a un alto vaquero estadounidense, ha ofendido a las autoridades mexicanas, que quieren que se retire la campaña.
El embajador de México en España dijo que los carteles publicitarios de la “Texican Whopper”, una hamburguesa con queso, chiles jalapeños, mayonesa picante y chili con carne, usa indebidamente la bandera del país, que aparece impresa en el sarape del diminuto luchador.
“Dicha publicidad denigra la imagen de nuestro país y utiliza indebidamente la bandera nacional mexicana”, afirmó el embajador, Jorge Zermeño, en una carta enviada a las oficinas de Burger King en España, según publicó el lunes el periódico mexicano Reforma.
Zermeño destacó que el país tiene normas para garantizar el “buen uso” de sus símbolos patrios, y solicitó a la cadena de comida rápida retirar la campaña que “ofende a México y a los mexicanos”.

Francamente no podría estar más en desacuerdo con esas “voces”, en especial con el embajador Zermeño: no existe uso indebido a de la bandera o de  los símbolos patrios, excepto en la imaginación del embajador que brinca en automático, sin enterarse del caso.

Una rápida mirada al comercial de ésta campaña, evidencia precisamente lo contrario de lo que el embajador se apresura a condenar. En el comercial es el luchador quien acoge al vaquero, los dos hacen la limpieza de la casa -una muy buena casa con todo y piscina- y comparten al final las nuevas hamburguesas.

En una palabra, el norteamericano vive en la casa del mexicano, casa ubicada muy presumiblemente en los E.U.A. y a todas luces, el mexciano, a pesar de su corta estatura, es un exitoso luchador – no hay duda de que el estereotipo está en la cabeza del embajador, y en las otras voces airadas.

Las reacciones evidencian el malentendido patrioterismo que nos aqueja a los mexicanos y borra de  un plumazo la complejísima relación México-E.U.A. y la fusión de culturas de ambos países: hecho que la campaña reconoce explícita y contundentemente

Nada más falta que el gobierno de los E.U.A. le demande a Burger King, la eliminación de la campaña porque denigra al texano “homeless” poniéndolo a vivir con un luchador chaparro, exitoso, popular y para colmo, mexicano.

Como pieza de comunicación, la campaña ha logrado crear mucha atención – y no necesariamente de la buena, ya que seguramente existen segmentos que no verán la campaña completa (gráficos, TV, etc,) y que considerarán, del mismo modo que el embajador Zermeño, que dicha campaña denigra al mexicano.

En éste sentido, la ejecución gráfica es bastante menor en comparación con el comercial de TV, el cual resulta bien ejecutado tanto en copy como en dirección. Aparentemente la estrategia cumple en ambas ejecuciones, pero en la ejecución gráfica al tratar de hacer más contundentes las diferencias entre ambos elementos (lo texano y lo mexicano) deja de lado la consistencia entre ambos medios: la TV y el gráfico.

Itaca revisitada

Posted in cambio, Copernico, cultura, Itaca, psicoanalisis with tags , , , , on abril 8, 2009 by Adolfo

Una de las discusiones más complejas es aquella relacionada con los puntos de quiebre cultural -la teoría copernicana, los sistemas de parentesco de Levis-Strauss, el psicoanálisis, etc.- que inician los grandes cambios culturales.
No son tan evidentes la consecuencias de dichos cambios, hasta que estas consecuencias se consolidan a nivel social: porque el hecho de que Freud haya creado una disciplina, a finales del siglo XIX, para comprender y explicar la conducta de los seres humanos no implica las consecuencias de dicha creación.
Muchos años, experiencias y evidencias debieron de suceder para que el psicoanálisis existiera como tal: entre tanto fué oscuro y desconocido y el mismo Freud, no previó el impacto e improtancia que habrían de tener sus afanes.

Lo anterior es una verdad de perogrullo, y fuera de saber que los cambios culturales son impredecibles – hasta que existen y los explicamos – no sirve para nada más.

Pero cuando asistimos al nacimiento de varios cambios -algunos que sobrevivirán y se consolidarán y otros no- la verdad de perogrullo, se convierte en una herramienta importante para comprender la naturaleza y manifestaciones del cambio cultural.

Clair Shirky ha escrito un texto realmente provocador e inspirador: Newspapers and Thinking the Unthinkable, donde nos pone ante el abismo del cambio:

For the next few decades, journalism will be made up of overlapping special cases. Many of these models will rely on amateurs as researchers and writers. Many of these models will rely on sponsorship or grants or endowments instead of revenues. Many of these models will rely on excitable 14 year olds distributing the results. Many of these models will fail. No one experiment is going to replace what we are now losing with the demise of news on paper, but over time, the collection of new experiments that do work might give us the journalism we need.

Más aún, la naturaleza misma del periodismo ha cambiado drásticamente: a diario miles, quizá cientos de miles, de reportajes nacen en internet, el periodismo ha alcanzado un nivel de democracia inigualable en la historia de la humanidad.

Ese tipo de periodismo es muy probablemente, el periodismo que necesitamos.

Y la verdad de perogrullo que mencioné, se convierte en atestiguar y entender el proceso, es decir, la jornada es más importante que el destino, parafraseando a Kostantin Kavafis.

Err, pobres delincuentes?

Posted in Uncategorized on abril 6, 2009 by Adolfo

hermosillo La foto corresponde a una “pinta” en el aeropuerto de Hermosillo, Sonora, y la tomé la semana pasada.
Un mensaje simplemente aterrador: si los delincuentes no tienen familia y yo sí, debo estar feliz por eso? Pobres delincuentes?

O tal vez no entiendo el mensaje que trata de comunicar la PGR …